Ya provee energía al Sistema Interconectado Nacional


08/06/11 | La Central Hidroeléctrica de Salto Andersen, sobre el río Colorado, ya comenzó a proveer energía al sistema interconectado nacional. El complejo se encuentra en su etapa final de puesta a punto previo a su habilitación e inauguración que se producirá en pocos días más. El Superintendente del Departamento Provincial de Aguas, el intendente local, profesionales de ese organismo y de la empresa adjudicataria de la obra, recorrieron hoy junto a periodistas rionegrinos la totalidad del proyecto. La visita tuvo lugar en horas del mediodía de hoy, oportunidad en que el titular del DPA, Horacio Collado, encabezó una visita al complejo junto al intendente Juan Villalba, quienes acompañados de periodistas realizaron una presentación técnica del proyecto previo a su inauguración formal. La recorrida incluyó los diversos sectores que van desde el sistema de toma de agua río arriba que provee del líquido a las turbinas, hasta la central donde se hallan instaladas las qua ya están en funcionamiento y en etapa de ajustes final.

Datos básicos de la obra



La Central Hidroeléctrica Salto Andersen fue adjudicada, mediante licitación pública internacional, al Grupo Isolux Corsán SA, de España.

La obra involucró en forma directa a 500 trabajadores. En el pico de los trabajos, participaron de la misma unas 200 personas, de los cuales el 50 % eran originarios de la ciudad de Río Colorado.

La generación media anual de la Central Hidroeléctrica Salto Andersen será de unos 52,5 MW/h. La obra permite aprovechar un salto neto nominal de 7,50 metros (desnivel aprovechable del río), con un caudal de 120 m3/s (metros cúbicos por segundo).

La energía producida se integrará al Sistema Interconectado Nacional, administrado por CAMMESA y permitirá desde su Estación Transformadora alimentar líneas eléctricas locales y regionales.

La inversión final proyectada incluyendo la central hidroeléctrica propiamente dicha, la línea de interconexión, las estaciones transformadoras de Salto Andersen, la adecuación de Pichi Mahuida, los sistemas de comunicación con el Organismo Encargado del Despacho Eléctrico (OED – CAMESA), la readecuación del dique y los gastos de inspección asciende a los 110 millones de pesos, iva incluído.

El financiamiento de la obra en un 55 % se realizó con recursos propios, otro 29 % con fondos del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR), mientras que el 27 % restante con fondos del Fondo Fiduciario del Banco Nación operación que se encuentra en trámite.



Detalles del complejo



Dique Derivador: Construido en los años 50, el Dique Andersen deriva el caudal del río Colorado hacia un canal que luego se bifurca: una parte del caudal (20 m3/seg) se destina a riego, mientras que otra parte (hasta un máximo de 120 m3/seg) pasa por las turbinas de la Central, generando energía eléctrica.

Obra de Toma: Canal aductor: es el canal que conduce el agua que moverá las turbinas de la Central.

Rejas: cumplen la función de evitar que determinados elementos que trae el río (como troncos, lama, etc.) afecten el funcionamiento de las turbinas. Las rejas cubren un vano de casi 14 metros de altura.

Ataguías: permiten dejar en seco el sitio donde se alojan las compuertas para realizar tareas de mantenimiento y reparación de las mismas. Son del tipo deslizantes sobre patines, con una altura total del vano obturado de 4,90 m.

Compuertas: regulan el ingreso del agua a las turbinas. Se instalaron 4 compuertas planas de tipo vagón de ruedas fijas, de 4,66 m de ancho y 4,86 m de alto.

Limpiarrejas y aparejo de izaje de ataguías: constituyen un novedoso y único sistema para nuestro país, compuesto por brazos automáticos que remueven los elementos que pueden obstruir el paso del agua. Cada brazo limpiarrejas tiene una capacidad de carga de 2.000 kg, mientras que el brazo de izaje de ataguías puede cargar hasta 10.000 kg.

Edificio central: es la parte visible del complejo, se trata de una obra civil de 33 metros de altura, ubicada a 91,6 metros sobre el nivel del mar. Tiene 38 m de largo por 14 m. de ancho, construido con placas premoldeadas de hormigón armado, lo que minimizó los tiempos de construcción.

Turbina: se instalaron 2 turbinas tipo Semi Kaplan, con una potencia máxima para el salto nominal de 3,93 Mw cada una.

Multiplicador: otro elemento novedoso para centrales hidroeléctricas en nuestro país: permite llevar las 150 vueltas por minuto de la turbina (rpm) a 750 rpm. Incorporar un multiplicador permitió instalar una turbina menos costosa y más adecuada a la escala de la obra.

Generador: es el dispositivo que convierte la fuerza hidráulica del agua en energía eléctrica.

Transformador de potencia: de 6,6 Kw a 13,2 Kw y a 132 Kw.

Puente grúa: se instala para la colocación de la turbina y para poder realizar las eventuales reparaciones de la misma.

Sistemas auxiliares mecánicos, eléctricos y de automatización y control: la obra también cuenta, entre otros con sistemas de vaciado achique y drenaje de aguas, sistemas de detección y extinción de incendios y sistema de aire comprimido y agua.

Canal de restitución: por este conducto el agua que pasa por las turbinas es devuelta al río Colorado.



Tecnología de punta



Desde el punto de vista técnico, Salto Andersen tiene características únicas para centrales hidroeléctricas de este tipo en nuestro país. Si bien existe un proveedor local capacitado para equipar grandes obras hidroeléctricas (como El Chocón, Piedra del Águila, Cerros Colorados, Yacyretá, etc.), para centrales hidroeléctricas de menor escala nuestro país no ha desarrollado tecnología adecuada. Es por ello que no fuera atractivo para la alternativa local y se presentara esta oferta con componentes de diferentes proveedores para coordinarlos y garantizados por el contratista como se estila en estas obras.



Generación Hidroeléctrica

La generación media anual de la Central Hidroeléctrica Salto Andersen será de unos 52,5 MW/h.

Esta cantidad de electricidad equivale al 65 % del consumo total del departamento Adolfo Alsina, incluyendo a la ciudad de Viedma; al doble de la demanda actual del departamento Pichi Mahuida, en el que se encuentra emplazada la obra, incluyendo el consumo de su localidad más importante: Río Colorado; al 50% de la producción de las otras 4 centrales hidroeléctricas juntas que el DPA posee en los canales de riego de los valles Superior y Medio del río Negro,

La producción eléctrica a partir de la fuerza hidráulica tiene un beneficio ambiental fundamental, ya que evita emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, como el dióxido de carbono (CO2), además de otros gases contaminantes, que por ejemplo se producen con las denominadas centrales térmicas.



Aprovechamiento múltiple



La Central Hidroeléctrica Salto Andersen no sólo convierte al viejo dique derivador en un emprendimiento multipropósito, sino que genera los recursos económicos suficientes para promover el desarrollo de la región. En relación a esto puede citarse el proyecto de ley presentado en la Legislatura Provincial que prevé subsidiar la tarifa eléctrica a aquellos productores que utilicen energía eléctrica para el riego presurizado de sus parcelas, inclusive para riego por aspersión contra heladas. El proyecto también prevé el subsidio de las tarifas energéticas a agroindustrias que procesen la producción zonal.

En los últimos años, el DPA se ha ido involucrando en la generación hidroeléctrica priorizando el uso multipropósito del agua. En este sentido, en el año 2003 decide no renovar el contrato de concesión de las Centrales Hidroeléctricas de menor envergadura ubicadas en los canales principales de riego de Alto Valle y Valle Medio, operadas hasta entonces por empresas privadas.

Uno de los principales motivos que impulsaron al DPA a tomar esta decisión fue poder tener el completo control en el manejo de los caudales de dichos canales, compatibilizando plenamente el normal abastecimiento de agua de riego con la generación hidroeléctrica, sin que ninguna de las dos actividades productivas vaya en desmedro de la otra.

Partiendo de esta experiencia, que condujo a la sanción de la Ley Provincial Nº 3930, el Organismo puede operar sus propias Centrales Hidroeléctricas, incorporándose al Mercado Eléctrico Nacional.

En este marco, el DPA decide reimpulsar este anhelado proyecto de Salto Andersen sobre el río Colorado y concretar una serie de estudios básicos (llegando en algunos casos a las instancias de prefactibilidad) a efectos de contar con una planificación clara del desarrollo hidroeléctrico que le permitiera a Río Negro ordenar y priorizar futuras inversiones en el campo energético.



Financiamiento



El financiamiento de la obra en un 55 % se realizó con recursos propios, otro 29 % con fondos del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR), mientras que el 27 % restante con fondos del Fondo Fiduciario del Banco Nación operación que se encuentra en trámite.

En cuanto a los costos unitarios, teniendo en cuenta el monto de inversión indicado, una vida útil de 30 años y adoptando una remuneración de capital del 8% anual, resulta en un costo por Kw instalado de U$S 4.235.

Mientras que en relación al costo unitario de generación, que tiene en consideración el costo de capital, los costos de operación y mantenimiento y regalías hidroeléctricas resulta en U$S 72 por cada Mwh generado, este valor es del orden del 50% del costo máximo adoptado por la Secretaría de Energía de la Nación para ejecutar emprendimientos Hidroeléctricos, ejemplo de esto son el proyecto de Chihuido (U$S 130 por cada Mwh generado), Lago Escondido (U$S 136 por cada Mwh generado).

Al momento de tomar la decisión de iniciar la obra CAMMESA y la Secretaría de Energía de la Nación, comprometieron su voluntad para obtener los recursos que permitieran realizar la obra de interconexión. Sin embargo, tiempo después se ofreció a cambio de entregar la totalidad de la energía de la central al Sistema Integrado Nacional durante un período de 10 años, pagar un precio por esa energía que permitiera el recupero total del monto invertido en el mismo plazo. De esa manera se proponía trasladar la gestión del financiamiento a la propia Provincia a cambio de un contrato de abastecimiento.

En ese marco fueron presentados todos los antecedentes la obra ante la Secretaría de Energía Eléctrica de la Nación quien dispuso que sean analizados por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de la Plata para determinar su consistencia y la tarifa que cumpliera el objetivo planteado.

De esa manera se llega a un valor de U$S 103 por Mwh, tomando en consideración una tasa de interés del 8% y un plazo de amortización de 10 años.

Esto significa una venta por todo el período considerado de 49.639 Mwh y un ingreso total de U$S 51.118.900.-, (monto que cubre la totalidad de la inversión con su costo de operación y mantenimiento más intereses del financiamiento).

 

Copyright 2008 | DPA| Todos los derechos reservados